RSS
Container Icon

Empezamos a construir una ruta

Desde que iniciamos nuestra andadura en dicho taller, alumnos, alumnas, monitor y equipo directivo, hemos ido gestando esta idea que al final ha visto la luz en este nuestro proyecto, que hemos tenido a bien denominar: "Estudio de Definición de una Red Comarcal de Senderos en el Espacio Natural de Doñana." Un proyecto técnico para incorporar al municipio una red de senderos con el fin de que el vsitante lo realize en cualquier medio de locomoción habitual (en coche, a pie o en bicicleta).
 

Desde un principio se realizo un estudio palmo a palmo, tanto cartográfico, como a pie, del trazado de cada una de las rutas que ponemos a disposición del que quisiera realizarla. 

Han sido muchos los Kilómetros que hemos hecho en cada uno de estos senderos con el fin de que un día viera la luz esta red de senderos.

Uno de los primeros pasos que hemos realizado ha sido el hacer nosotros mismos estos senderos con el fin de poder ofrecer una travesía cómoda al visitante y poner en disposición de todos ellos las mejores vistas posibles de nuestro entorno.


Hemos realizado salidas en cada una de ellas, hemos fotografiado cruces de caminos, hemos cogido coordenadas de cada uno de los puntos de interés que podemos encontrarnos durante los recorridos e incluso tomado nota de las numerosas especies de aves que podemos encontrarnos, todo ello en medio de un sin fin de buenos momentos, muchos de ellos inolvidables, gracias a esta buena relación entre todos nosotros todo esto ha sido posible.

Llegara un día que todos estos momentos quedaran atrás, pero en estas lineas quedaran plasmadas para siempre todos estos pasos, risas, sueños compartidos e incluso dentro de cada uno de nosotros la ilusión de que todo esto nos lleve a buen puerto.

El hecho de que  leamos estas lineas una vez que todo esto haya pasado muchas veces hará crecer en nosotros un sentimiento de añoranza y a veces el pensamiento de que todo esto duro demasiado poco, pero al menos aquí quedara grabado nuestro trabajo.

Otro de los pasos fue el de traspasar todos estos datos sobre el papel, aunque este trabajo ha sido más lento, una vez realizado el proyecto iba cogiendo más cuerpo y empezaba a ser un poco más atractivo.











Después de haber traspasado todos estos datos al papel nos quedaba señalizarlas de alguna manera, de forma que el senderista no se perdiera a la hora de acceder a ella y de que durante el recorrido se sintiera seguro y que siempre supiera en lugar que estaba. Procedimos a buscar un tipo de señal de balizamiento que nos resultara fácil fabricarla, que fuera acorde al entorno y que resultara económica.


Después de numerosas pruebas dimos con la solución, aunque se puede decir que las primeras balizas costaron un poco, luego todo parecía ir encaminado a buen fin.











Se trataba de hacer unas balizas rellenando unos moldes de PVC que previamente habíamos adaptado para poder rellenarlos de hormigon, en el que insertábamos una varillas que después nos servirían para ajustarlas al suelo.


Una vez había fraguado el hormigon procedíamos al despieze del molde, de donde surgiría la baliza, que una vez fijada al suelo se pintaría y marcaría con sus respectivas señales. Llegó el  día en que se hiban a colocar por primera vez las valizas, más concretamente la ruta que se hiba a señalizar era la ruta del Toruño. Tras algunos intentos fallidos debido a la meteorología y a la validez de los materiales se coloca la primera baliza, en este caso empezamos por los puentes, en los cuales se procedería a colocarlas fijadas al puente mediante bridas para salvarlas de los posibles giros de maquinaria.


Después de colocar la primera baliza nos quedaba todo un sinfín de situaciones unas mejores y otras peores.
A veces nos veiamos con el problema de la climatogía adversa, que más de una vez nos jugo alguna mala pasada, pero después de todo siempre conseguimos superarnos.




Una vez finalizada la colocación de todas las balizas el siguiente proceso era el pintado de las mismas con su correspondiente señalización, que en un futuro podría servir a los senderistas para guiarse a través de ellas.











Esa parte es la que se llevo a cabo en los últimos días del taller, la verdad los más estresantes, ya que se tuvo que hacer en pocos horas todo el trabajo atrasado, incluido la colocación de carteles identificativos de cada ruta.























Pero al fin todo el trabajo dio su fruto y parece ser que se pudo terminar. Aquí queda todo nuestro trabajo para quienes quieran aprovecharlo y rrecorrer todos los pasos que nosotros un día recorrimos para llevar a cabo todo este entramado de senderos.

    

  • Digg
  • Del.icio.us
  • StumbleUpon
  • Reddit
  • RSS